MOTIVACIÓN PARA EL CAMBIO



“Tu motivación es real cuando al pensar en esa meta todo tu cuerpo y tu estado de ánimo cambia a positivo, cuando no hay reacción no hay interés…”

Parte del crecimiento personal implica que haz reconocido en ti áreas que requieren mayor expansión y otras que al contrario es urgente eliminarlas, pero digamos que ya sabes y reconoces que deseas transformar en ti, la pregunta a la yugular es:


¿Cuéntas con la motivación suficiente para integrar los cambios hasta que obtengas los resultados que anhelas?


En mi experiencia como Coach Kaizen, he podido detectar que más allá de que todo radique en encontrar: “el cambio a realizar o no saber que se requiere modificar” se trata más sobre si la persona cuenta con ese impulso interno para lograrlo sin desistir antes y durante el proceso de cambio.


He visto en demasiadas ocasiones que al iniciar el coaching con una persona, desde su percepción sabe que tiene un problema y ya dió el primer paso de pedir apoyo porque definitivamente cree estar lo suficientemente cansada de su problema para tomar acción y son tres áreas según la filosofía kaizen en las que recae la mejora continua y las áreas problemáticas como son:


Área profesional: lo cual da dado como resultado una experiencia negativa en el trabajo, tal vez no disfrutar ni valorar su trabajo, lo cual les lleva a permanecer y/o temer perder un trabajo, como consecuencia los hace estar en un modo de “sobrevivencia continuo” sin emoción y sin lograr su mayor productividad en sus vidas ya que sus verdaderos talentos están dormidos, en lugar de vivir plenamente.


Área emocional: está también tiene una gran influencia en como “cocreamos” la propia salud física y mental, que al tener una mala autogestión de dichas emociones se resume en crear de forma inconsciente enfermedades y síntomas que tienen una raíz mucho más profunda que la medicina sólo puede intentar “sobrellevar” alargando el padecimiento sin resolver a fondo el origen que lo causó.


Área espiritual: el vivir una vida sin descubrir tu potencial innato, en mi opinión es como vivir sin poder distinguir o reconocer sabores, aromas, colores y sonidos, es aparentar estar vivo porque hay signos vitales, pero no porque dicho holograma realmente vibre en armonía con tu verdadero ser y propósito de vida.


Por lo que, a pesar de reconocer y buscar el apoyo, la clave del cambio está en si tiene o no la motivación suficiente y alineada a tus metas.


¿PERO CÓMO PUEDES ESTAR SEGURO DE QUE TU MOTIVACIÓN ES REAL?


Básicamente:

1. Tu meta debe beneficiarte a ti, para que la concluyas.

2. Tus objetivos deben ser claros, para que puedas reconocer su avance.

3. La forma en como te sientas motivado debe ser algo sustentable a largo plazo, para que todas tus metas las puedas cumplir sin desesperarte antes de tiempo.

4. Tus expectativas deben estar al mismo nivel de tus acciones.

5. Tus decisiones requieren esar alineadas a tus valores personales y/o profesionales.


“Tu motivación es real cuando al pensar en esa meta todo tu cuerpo y tu estado de ánimo cambia a positivo, cuando no hay reacción no hay interés…”


Colaboración especial como Columnista en la sección de Capital Humano gracias a Mario Hernández de la Agencia bajo su mismo nombre y con página web: www.agenciamariohernandez.com, Ex colaborador de negocios en las revistas Expansión, Entrepreneur y Forbes Centroamérica. Reportero económico en los periódicos El Economista y Capital de México

https://www.linkedin.com/in/heiddy-castillo-34684916b/

https://www.facebook.com/heiddy.castillo.31

https://www.instagram.com/heiddy.castillo/

https://twitter.com/HeiddyCastillo


0 vistas0 comentarios