Cómo influye el Feng Shui en oficinas y centros de trabajo



Seguro que alguna vez has oído hablar del Feng Shui y de los beneficios que aporta.

Esta milenaria filosofía de origen taoísta ayuda a conseguir la armonía en los espacios. Lo cual provoca una influencia muy positiva en las personas que se encuentran en ellos.

Cada día más empresas comienzan a aplicar el Feng Shui en su oficina con el fin de mejorar el bienestar, la concentración y la productividad de sus empleados.


Por ello, la colocación de los muebles, la distribución o la decoración influye muchísimo en la concepción del espacio.


Aunque lo parezca, llevar a cabo la práctica el Feng Shui no es nada complicado. Solamente hay que aplicar, en la medida de los posible, alguno de los preceptos que vamos a ver a continuación.


1.- DISTRIBUCIÓN

Hay que prestar especial atención en la disposición del mobiliario, ya que debe permitir que las personas y la energía positiva circulen libremente.

Es importante que la mesa de trabajo esté orientada hacia la puerta y que la zona delantera esté despejada para tener una buena visibilidad.

De esta manera la persona que está sentada en su puesto puede ver fácilmente quien entra con tan solo levantar la mirada.

En las salas de reuniones es importante sentarse cara a la puerta y con una pared a nuestras espaldas. De esta forma aumenta nuestra sensación de control y autoridad antes las situaciones.


2.- MOBILIARIO

Mientras trabajamos es fundamental mantener una buena postura, por ello debemos elegir un asiento ergonómico que cuente con un buen respaldo.

Pero no sólo debemos proteger nuestra espalda a nivel físico, también de las energía negativas que alteren nuestro ritmo de trabajo.

Por ello lo ideal es tener una pared detrás de nuestro escritorio, nunca una puerta o ventana. En el caso de tener una ventana podemos solucionarlo colocando unas cortinas.


La forma del escritorio también es un aspecto importante a tener en cuenta.

Las mesas rectangulares son ideales para espacios diáfanos ya que favorecen la comunicación.Una mesa redonda es ideal para salas de reuniones donde se generan ideas relacionadas con la creatividad.Las formas curvas propician la concentración, ya que la energía fluye en quien está sentado en el interior del escritorio.


El tamaño de la mesa debe ser adecuado al espacio disponible. Si es demasiado pequeño no trabajaremos cómodamente, y si es muy grande al no tener las cosas a mano, nos hará perder organización y autoridad.

Los materiales más adecuados son la madera, que trasmite estabilidad y confianza. El cristal nos aportará agilidad mental pero es bueno combinarlo con madera. El menos recomendable es el metal ya que al conducir la electricidad nos expone a energías negativas.


3.-ORGANIZACIÓN

Mantener un escritorio ordenado y limpio es fundamental para nuestra concentración. La pila de papeles con tareas pendientes u objetos fuera de sitio nos hacen distraer la mirada hacia lo realmente importante.

Cuando un espacio está ordenado nos permite estar atentos y plenos de capacidades, por lo que el trabajo fluye mejor.


4.- COLORES

A la hora de diseñar un lugar de trabajo hay que tener en cuenta que los colores no generen nerviosismo ni apatía.

La cromoterapia nos da las claves para elegir el tono que más se adecue a nuestro espacio.

Blanco: aumenta la actividad mental, por tanto, la concentración.Tonos neutros, grises y beiges: Transmiten serenidad, estabilidad y confianza.Azul: ayuda a conectar con las emociones. El celeste potencia el área del dinero, el crecimiento económico.Verde: favorece la creatividad y el desarrollo de nuevas ideas.Los tonos cálidos y vibrantes como amarillos, naranjas o tierra, aportan dinamismo y favorecen la comunicación.


5.- ILUMINACIÓN

Es fundamental que el ambiente donde desarrollamos nuestra actividad esté bien iluminado.

Lo ideal será que contásemos con una fuente de luz natural y que esta estuviera situada lateralmente a nuestra mesa de trabajo. La pantalla del ordenador no debe provocarnos reflejos por ello no hay que colocar el escritorio con una ventana detrás.

Se puede equilibrar la luz que irradia el monitor colocando una lámpara de escritorio que enfoque toda la superficie de trabajo, nuestros ojos lo agradecerán.

La luz general del techo debe tener una intensidad media, procurando que no genere sombras en nuestro cuerpo ni en los objetos que tenemos delante.


Como ves, la filosofía Feng Shui en la oficina abarca numerosos aspectos, no únicamente el mobiliario, todos ellos muy beneficiosos.

Así que con pequeños cambios podemos ir aplicándolo en nuestra propia empresa.

Fuente: https://www.castilla-sa.com/blog/feng-shui-oficina/


#FengShui #armoniaentuvida #HeiddyCastillo #CoachPNL

0 vistas

Contrata tu servicio de KAIZENbyHeiddy: Whatsapp 55.3856.8942

Agradecemos a nuestros colaboradores estratégicos:

Logo-CRM-Seminarios.jpg
albo_alianza.png

Sígueme en mis redes sociales

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now